Bibliothèque Aristotélicienne Universelle - Royaumes Renaissants

Site de la Grande Bibliothèque Aristotélicienne - Royaumes Renaissants
 
AccueilAccueil  FAQFAQ  RechercherRechercher  S'enregistrerS'enregistrer  MembresMembres  GroupesGroupes  Connexion  RomeRome  

Partagez | 
 

 El Libro de las Hagiografías. Los Santos canonizados tras la Era de la Renovación de la Fe

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas 
AuteurMessage
Hsmeduardo
Machine à copier
Machine à copier


Nombre de messages : 56
Date d'inscription : 29/11/2011

MessageSujet: El Libro de las Hagiografías. Los Santos canonizados tras la Era de la Renovación de la Fe   Sam 17 Déc 2011 - 20:14

Citation :


HAGIOGRAFÍA OFICIAL DE MONSEÑOR ARNVALD

Redactada por un colectivo Berricho-Cisterciense bajo la dirección del fiel Hermano Roger desde el exilio.

La Vida del Bienaventurado Arnvald

Fue sacerdote de Sancerre, Canónigo de Berrichon, Cardenal y Nuncio Apostólico al servicio del Santo Padre Nicolás V, Abad de Noirlac y Rector de la Orden Cisterciense así como Caballero de Gracia y Altura, Dignatario de la Orden Hospitalaria y confesor privado de los vástagos de los Duques del Berry.

"Lo que sigue fue y es la verdad. Así ha sido demostrado por los testigos reputados que legaron sus conocimientos o porque haya sido visto u oído tal y como dice la tradición".

Sus orígenes aristotélicos:

El piadoso Arnvald, el espejo donde se han mirado los sacerdotes, lo mejor que ha dado el siglo en el que vivió, abogado y padre de los disidentes, las pobres viudas y huérfanos, el protector fiel del ducado de Berry, nació en la granja de Robins en la parroquia de Dalhem, principado episcopal de Lieja y por aquel entonces feudo aristotélico del Sacro Imperio Germánico.
Sus parientes se ocuparon de hacerlo crecer, principalmente su madre, dama fuerte y piadosa, que había tenido una revelación especial del Altísimo acerca del futuro.
Una vez que hubieron transcurrido los primeros años, su tutor y preceptor le enseñó las primeras impresiones básicas de la piedad en casa de su padre y los primeros rudimentos de la ciencia tratando al niño con gran afecto. Frecuentaba las iglesias y escuchaba con atención los oficios divinos, durante los cuales oraba a Christos y a Aristóteles acudiendo todos los días sin falta.

Su formación jurídica y teológica:


Fue conminado en contra de su voluntad a abandonar su ciudad natal a causa de una grave hambruna. El beato Arnvald vagó por todo el Reino de Francia en busca de buena fortuna acompañado del Libro de Virtudes, ejemplar que se convirtió en su lectura obligada diaria antes de acostarse.
Juntó dinero suficiente y su padre (a quien el profeta había adjudicado su formación) pidió recomendación en la Universidad de París, donde estudió lógica, artes y las ciencias de Esquel lo que desveló que sería un gran un maestro en arte. Luego cambió de casa y aprendió los textos de Aristóteles, teología y derecho canónico.
Tras haber estado un curso estudiando estas ciencias, se fue de París a Bourges, en Berry, donde a pesar de su juventud, estudió derecho civil con el prestigioso profesor de consultoría jurídica Volpone de Medici, quien por sus méritos fue galardonado con el título de Gran Premier y Condestable de Francia. Cuando acabó el curso de Derecho Civil entró al servicio de su protector, Volpene "el Duque de Berry", quien lo nombró juez supremo de la Honorable Corte encargada de impartir justicia tanto en los feudos de la alta como de la baja Berrichonne.
En esta época abrió un despacho de abogados en su casa de Sancerre, ciudad a la que fue siempre fiel a través del paso de los años. Frecuentó la escuela de un monje sabio y piadoso de la Orden de San Francisco, el Hermano Norv, Cardenal y arzobispo de Narbona bajo cuya protección estudió el Libro de Sentencias Aristotélicas y la Interpretación de las Sagradas Escrituras, aumentando su fervor religioso. A medida que su sabiduría aumentaba, sin que él lo supiera y también como consecuencia de las visitas familiares que mantenía su padre, gozaba de una cada vez mejor reputación. Sentía cierto beatífico desinterés hacia lo mundano y, aunque no iba abandonarlo por completo, había decidido mucho tiempo atrás servir a Dios y a la Iglesia.

Su entrega al servicio de Dios:

Su ordenación en la Catedral de Bourges celebrada por el Cardenal Turambar completa su prestigioso periplo, llevando una vida santa y edificante, de la que el Duque Cardenal Obispo de Berry Volpone, habiendo sido informado, decidió nombrarlo Vizconde de Vierzon y le encomendó la misión de dirigir como abad la abadía Cisterciense en Noirlac, puesto que ejerció con nobleza e integridad.
El siglo XV fue un desastre para la Orden Cisterciense: la lucha contra el saqueo inglés, la peste, y los delitos. Las cinco principales abadías de la Orden Cisterciense (Citeaux,La Ferte, Pontigny, Clairvaux y Morimond) fueron desapareciendo una tras otra en el caos de mediados de siglo. El padre Arnvald reveló entonces el hombre providencial que era y basó su trabajo en la refundación y salvación de la Orden.

Su llamada a Roma:

Habiendo sido informado de sus grandes méritos y su vida piadosa, el Santo Padre, el Papa Nicolás V lo llamó a Roma a una recepción de todos los que lo conocieron en Berry. La población es Berrichonne pusieron dinero para comprarle un caballo y que pudiese viajar a la bella ciudad romana, pero la vendió en la ciudad y le dio dinero a los pobres. Entonces se fue a Roma a pie, desafiando las carreteras, los ladrones y el frío. Creyendo que Dios le enviaba para el servicio de su Iglesia, el Santo Padre nombró a Arnvald cardenal. Tenía tanta confianza en él, que el grandísimo Nicolás V lo nombró su nuncio apostólico y lo hizo responsable de asegurar el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Vaticano y el área episcopal fraterna aportando de ese modo su modesta contribución al crecimiento de la Paz Aristotélica en el reino.

Su concepción de la justicia:

Siempre al servicio de la Casa del Duque de Berry, ejerció en la oficina de Primer Juez con gran integridad, logró que todo el mundo admirase su virtud y jamás pronunció sentencia sin que hubiesen visto las lágrimas fluir por sus mejillas, haciéndolo reflexionar sobre sí mismo y considerando que un día él mismo podría ser juzgado en ese mismo estrado. Él zanjaba los litigios basándose en la inherente justicia divina y su respeto por las leyes humanas.
Se empeñaba en pacificar a los que veía en discordia para evitar tener que recurrir a la ley, pero cuando podía lograr un acuerdo, favorecía a aquellos que tenían el derecho, especialmente los pobres que no tenían los medios para ejercer su defensa, les daba dinero para sus gastos. Incluso con las palabras que usaba en las Sentencias evitaba persecuciones injustas y emitir juicios perversos en contra de ellos, nunca toleró la injusticia y siempre defendió la verdad contra viento y marea. Bajo ninguna circunstancias dio trato de favor a la corte; prefirió condenar a un amigo como el eminente franciscano Jarkov o al vizconde de Saissac Bouboule antes que desviarse de su ideal de integridad extrema y justicia divina. Creía que todo el mundo tenía derecho a la presunción de inocencia. Y a pesar de todo la mayoría alabó su defensa de los pobres, carentes de asistencia y apoyo, como los grandes señores, a quienes hizo caso omiso a sus reclamaciones, y sin embargo nunca se quejaron de que hubiese emitido sentencias injustas, ni realizado la defensa de una causa que no fuese buena y correcta.

Su servicio para la prosperidad del Reino:

El regente de Francia Levan III al oír los relatos sobre su manera apasionada de impartir justicia y su modelo de vida ejemplar decidió tomarlo a su servicio en su consejo privado. Elevó pues al piadoso Arnvald a la dignidad de Par del Reino de Francia y lo introdujo en su Tribunal de Apelación nombrándolo Primer Juez-presidente con el fin de eliminar los pecados y los abusos de los jueces feudales de toda Francia.



Historias de amistad y devoción:

JuJu (Duque de Berry)
Citation :

Fiel ferviente de la Santa Iglesia universal aristotélica, para Arnvald la ascensión fue rápida. Se convirtió en rector de la Orden Cisterciense y abad de la Fundación de la Abadía Madre Noirlac el 10 de Mayo de 1451. Arnvald es el fundador de la Real Orden Cisterciense que se ha convertido con el paso del tiempo en lo mismo que la Real Orden del hermano franciscano Nicolás. Enseguida, el impulso en su labor evangélica fue recompensado, Arnvald fue nombrado cardenal en Mayo de 1451 por la curia de la Santa Iglesia Universal aristotélica. También se convirtió en uno de los patrocinadores de los cuatro asesores de alto nivel a la cabeza de la Orden Hospitalaria del Santo Grial. A finales de Agosto de 1453 el Cardenal Arnvald fue nombrado Nuncio Apostólico y puesto a cargo de las relaciones diplomáticas con la Santa Sede. Participó en la negociación de Concordatos especialmente los que rigen las relaciones entre las regiones de Franche-Comté, Dauphiné, Auvergne, Anjou y la iglesia. Arnvald se convirtió en un activo e influyente cardenal de la Curia. También miró hacia el futuro de la iglesia más allá de la catalogación desde que creó el famoso Seminario de Investigación Teológica Noirlac para construir el futuro de la Santa Iglesia Universal aristotélica.
Humberto
Citation :

No le conocí mucho tiempo, sin duda. Pero me quedo con la admiración que siento por el trabajo que le hizo a Noirlac y a la curia. Mis oraciones le acompañarán muy sinceramente.
Vilca:
Adiós hermano mío. Trabajar en tu lado en la curia durante este lapso corto de tiempo fue una verdadera felicidad y me enseñaste muchas cosas.
Te quedarás para siempre en la historia de la Iglesia pase lo que pase y en las memorias de todos nosotros.
Jcaest:
Citation :
Un pilar de la Iglesia Aristotélica nos deja. Te deseo buen viaje...
Lescure:
¡Y jolín!
Fue contigo con quien comencé mi pequeño trabajo de teólogo. ¿Cómo continuaré sin ti?
Trufaldini:
Citation :

Podíamos leer la dignidad y el recogimiento sobre la cara de Trufaldini. Pocas veces había tenido la oportunidad de cruzar a Arnvald personalmente, y sinceramente lo siento.
Qué Dios lo tenga en su gloria, pensó él. Podremos hablarnos mejor allí en las alturas.
Lorgol
Citation :

Y qué su alma sea acogida a la derecha del Señor en el reino de los cielos...
AMEN
Karel
Citation :
El rector de la Congregación de Santo Tomás había conocido a Arnvald sólo en los tiempos de luchas. Le habría gustado tratarlo en momentos más apacibles pero el Eterno lo había decidido de otro modo. Sin embargo, el abad de Noirlac había sido feliz, los hermanos de toda obediencia estuvieron unidos hoy para celebrar su partida, unidos en la sola oración, sin que nada más interveniese.
Los que hayan hecho el bien resucitarán...
*Que el Eterno vele por ti a Arnvald...* pensó interiormente el tomista...

Palabras edificantes del bienaventurado Arnvald:

- Hay indulgencias que son una negación de justicia.

- Nada es consagrado más que la integridad. Mi credibilidad reside en esta virtud.

-La fuerza del que cree en Dios no está en Dios sino en su fe.

-La búsqueda del medio justo aristotélico debe guiar toda acción humana.

-Bendición y saludos lúdicos.

-Ser exigente es una regla de base. Ser íntegro es un principio. Velar para hacer reinar la justicia y la verdad es mi fin.

- Mi vestido de magistrado me obliga a la imparcialidad. La culpabilidad de un amigo llama la severidad porque tal es mi deber.

-Estoy buscando la integrad extrema.

-¡Pueda Dios conservarnos!

Símbolos asociados:

Máxima: un pensamiento servil habría sido menos propenso a atraer la furia de los poderosos pero viene un momento en la vida de un hombre honrado donde callarse equivale a perder la estima de sí.
Reliquia: el equilibrio (símbolo de la justicia y del medio justo aristotélico).
Elementos asociados: la justicia, la integridad y la verdad.
Santo patrón de los magistrados, los abogados y la judicatura (Justicia), los periodistas (Verdad) y de la caballería (Integridad).


Traducido por Casiopea

Revisado por el Padre Prior Jesús Alfonso Froissart del Campo





ANEXO I
Citation :
Oración a San Arnvald,
Patrón aristotélico del tríduo: Justicia, Verdad e Integridad


SAN ARNVALD, mientras viviste entre nosotros
Fuiste el abogado de los pobres,
El magistrado imparcial, severo pero justo,
La Providencia de todos los ajusticiables;
Hoy escucha nuestra oración.

Obten para nosotros el gusto por la justicia como a ti te gustó.
Haz que sepamos defender nuestros derechos,
Buscando ante todo la reconciliación y la paz.
Para que "la justicia sea transformada en amor aristótelico",
Sin indulgencia para la culpabilidad de un amigo o del poderoso.

Guíanos por el camino salpicado por trampas para la integridad,
Capaz de resistir al atractivo del poder y de las riquezas,
Respeto a la palabra dada y al ideal de honor caballeresco,
Protegenos de la tentación de la facilidad y de la criatura sin nombre.

Tú, el modelo de prelado humilde,
Que recorría nuestras campañas en busca de la verdad
Agitando a la muchedumbre con el fuego de tu palabra
Y el brillo de tu vida,
Obten en nuestro país los hombres verdaderos que necesitas.
San Arnvald El Justiciero, reza por nosotros,
Ayudanos a conciliar el ideal del medio justo aristotélico
Con tu ejemplo de búsqueda de Justicia, de la Verdad y de Integridad.
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Hsmeduardo
Machine à copier
Machine à copier


Nombre de messages : 56
Date d'inscription : 29/11/2011

MessageSujet: Re: El Libro de las Hagiografías. Los Santos canonizados tras la Era de la Renovación de la Fe   Ven 20 Jan 2012 - 2:58

Citation :



Hagiografía de San Bynarr:

I. Presentación:


San Bynarr es el patrón del Ducado de Borgoña y representante de la armonía, de la humildad y de la fe discreta y tranquilizadora.



II. Infancia e inicio de su carrera:

El muy aclamado y venerado Santo Padre Bynarr nació en Sémur en una fecha desconocida del año 1453 de nuestro señor. Sus padres eran pobres aunque hábiles herreros. A pesar de estar dotado de una fuerza física común el joven Bynarr poseía inteligencia extraordinaria. El día de su primera comunión impresionó al cura de Sémur por sus conocimientos teológicos, aprendidos en el anterior curso a través de las lecturas constantes del Libro de las Virtudes, el único libro de sus padres. El sacerdote se quedó impresionado, tanto que se convirtió en el guía del joven Bynarr, a quien auguraba un gran futuro dentro de la iglesia lo que era una fuente de orgullo para sus padres. En el seminario continuó impresionandolos, sobre todo a Monseñor Pandorim. Se unió a la magna y noble Orden Cisterciense, que había sido fundada hacía poco por San Arnvald. Fue nombrado sacerdote de Sémur y se ocupó de recuperar diversas parroquias borgoñonas. Monseñor Pandorim lo nombró arzobispo coadjutor de Borgoña antes de su muerte.

III. Su Eminencia el Cardenal Bynarr:

El padre Bynnar se convirtió en uno de los doce cardenales de la Curia Romana. En el momento de la reforma de la Iglesia iniciada por Eugenio V es nombrado obispo sufragáneo de la diócesis de Autun, de la que forma parte Sémur, su ciudad natal. Se convierte también en el responsable de la Congregación de la Nunciatura con Su Eminencia el Cardenal Aaron de Nagan. Recordamos su paso por la Nunciatura y su gran talento como diplomático, que le sirvió para afrontar pacíficamente las numerosas crisis de fe aristotélica surgidas en aquella época.
En enero de 1454, para reconocer su enorme valía, se le otorgó el puesto de Arzobispo Metropolitano de Lyon, puesto vacante antes de su llegada y que se adaptaba mejor a su valía dentro de la iglesia. Algún tiempo después, siendo consciente de la necesidad de captar a nuevos fieles, entra en la Congregación para la Difusión de la Fe. Bynarr también fue un gran evangelizador.


IV. Vuelta a los orígenes y fin de su carrera:

Como Cardenal-canciller de la Congregación para la Difusión de la Fe invirtió mucho tiempo en acercarse a fieles. Tenía el don de apaciguar a la muchedumbre conversando y negociando. Era un modelo para sus fieles, quienes acudían con fervor a escuchar sus dulces palabras pronunciadas en las hermosas misas. Además de sus contribuciones a la Iglesia local se implicó también en política. Al principio de dedicó a su ciudad, fue tribuno y consejero de los campesinos. Dio prueba de una gran caridad consagrándose siempre a los pobres. También fue juez y condestable de Borgoña en el momento de las crisis de la Honda y se presentó repetidas veces en la lista propuesta por el partido VEN.
Recordaremos de su implicación política una voluntad férrea de contribuir a la verdad aportada por Aristóteles y su deseo de justicia e igualdad. Dedicó su vida por encima de todo a ayudar a sus hermanos aristotélicos. Bynarr fue enseguida considerado santo en Borgoña por el pueblo. Contribuyó instaurando la Iglesia en el corazón del ducado de Borgoña. Borgoña es hoy uno de los blasones del aristotelismo y lo es gracias a él y sus acciones.


V. La Agonía y el Milagro:

Sintiendo que su muerte de acercaba se aproximó todavía más a sus fieles con quienes mantuvo lazos estrechos. Aspiraba a una Iglesia en Borgoña unida por la amistad aristotélica, próspera y que ocupase un lugar dominante en el seno de los Reinos. Iba de buena gana al encuentro con sus fieles y siempre defendió el proyecto de apertura de la abadía de Cluny. Unas horas antes de su muerte, mientras agonizaba, recibió primero los últimos sacramentos y luego la visita de un joven fiel enfermo de sífilis. Los médicos le habían predicho al chico a una muerte segura a finales de aquella semana. Él y sus parientes entraron en la casa parroquial implorando al Todopoderoso.
El sacerdote que le daba el último sacramento quería que se fueran, no deseaba contagiarse, pero Bynarr, con su voz de diplomático que tanto le sirvió, le invitó a dejarlo con el chico. Lo tomó pues en sus brazos. Recogió una flor de lis que crecía en una maceta sobre el alféizar. Bynarr le dijo entonces al enfermo:


- Mañana no estaré en este mundo, he servido a Dios como he podido y ahora me llama a reunirme con Él. Pero tú, todavía tienes que aprender de todo, hacerlo todo. Esta noche voy a rezar para que Dios te cure y cuando amanezca estarás curado. Cuando me encuentren mañana muerto en mi cama, tú te despertarás curado.
¡Vete, coge esta flor de lis y regresa a tu casa a rezar!


El chico se mostró conforme y se marchó llorando de alegría. Rezó a Dios hasta que a medianoche se durmió. Bynarr pidió que nadie lo visitase para rezar por el chico con todo su fervor lo que hizo hasta medianoche cuando el Todopoderoso lo llamó a su seno. Al día siguiente encontramos a Bynarr muerto con sus manos en signo de oración, con los ojos cerrados y la sonrisa de la satisfacción del trabajo consumado en los labios. En ese mismo momento el chico al que había acogido se despertó curado. Además encontramos varias decenas de flores de lis en su casa su casa. Varios habitantes de Sémur confirmaron toda su vida había disfrutado de una salud plena y que, todos los días se encargaba de mantener sus plantas.
De la vida de Santo Bynarr recordaremos sus contribuciones en la Nunciatura y en la Congregación para la Difusión de la Fe. Recordaremos la importancia que otorgó a sus fieles y el tiempo que les dedicó. Su humildad se volvió legendaria. Paz tenga su alma.




Testimonios:

Kreuz de Castelnou, Cardenal Archivero de Arles

- Bynaar tenía el don de apaciguar al muchedumbre, los tratos y las negociaciones. En todo caso, es como esto que siempre lo percibí... Suscitaba el respeto, la gentileza y la deducción por su presencia simple. Tuve la oportunidad de cruzarlo a menudo, de descubrirlo la primera vez haciendo su escolta mientras que era Nuncio apostólico. Fue uno de los pilares ineludible a mi juicio de la Iglesia durante mucho tiempo, y ni siquiera en su provincia. Era discreto, en misma, demasiado amable y hombrecilla retirada para exhibirse o ponerse por delante. Se quedará en mi memoria y mi corazón como un ser meticuloso, trabajador y discreto. Refleje un poco, y vea el número de trabajos, de ideas, de proyectos, donde fue asociado.Jamás se jactó de ser sin embargo el Cardenal (o uno de los Cardenales) más tiempo en función. Si debiera ser canonizado, sería el Santo patrón de la Modestia y de la Armonía. Es mi opinión...

Ludovicus, Archivero de Cambrai

- Toda la santidad de Bynarr reside en su humildad y su fe discreta y tranquilizadora.

Padre Elmoron, Ex-Arzobispo de Bourges

- Estoy sorprendido por lo súbito de su muerte, es una gran pérdida... Tuve el privilegio de hablar periódicamente con este discreto Cardenal y sin embargo tan implicado. Que el Altísimo lo acoja como merece, recemos por él.

Gandalf_Nim, dignatario templario

- Rezo para que Bynarr pueda regresar con nosotros. Señor, por favor, devuélvenoslo, se necesitan hombres de este tipo...

Hludowik, Obispo de Autun

Hludowic entró en el gran lugar de Roma. En su mano llevaba un anuncio del consejo ducal borgoñón. Lo leyó con la voz temblorosa, la garganta apretada y al acabar colgó el cartel para que todos pudiesen verlo.
Citation :
Monseñor Bynarr ha muerto en el decimosexto día del noveno mes del año 1454 de Nuestro Señor. Os invitamos a venir a la capilla ardiente que está situada al lado del monasterio donde vivió sus últimas horas.
Los funerales se efectuarán al final de la semana en Sémur y serán oficiados por el padre Hludowic.
Conforme a sus últimos deseos, tres hombres -los señores Snell, Tema y Kafit- y tres mujeres -las señoras Indira, Titco y Zaïna- llevarán su ataúd hasta el cementerio donde Monseñor Bynarr será inhumado cerca de la señora Cosette.




Quiero precisar que el Padre Ludovicus, el vicario de Langres, oficiará conmigo estos funerales. También tengo que añadir que la fecha exacta de la ceremonia les será comunicada muy pronto.
Hludowic se fue con la cabeza baja. Tenía que organizar lo mejor posible el entierro del que había sido su guía, su superior, pero ante todo, su amigo.

Inorn, Arzobispo de Lyon

- ¡Qué tragedia! Estaré en este entierro para saludar por última vez a Bynarr, el sacerdote que me ha ordenado.

Padre San Giovanni, Cardenal y Arzobispo de Arles

- Ayudó a nuestra iglesia a expandirse y su obra no ha sido en vano, que descanse en paz.

Vilca, Ex-Cardenal

-Paz para su alma y que su cuerpo descanse en paz. Su vida ha sido intensa, trabajó mucho por la Iglesia.


Reliquia:

Un mechón de cabellos morenos que habían pertenecido a Bynarr mientras vivía se conserva en un relicario que se encuentra en la iglesia de Sémur, su pueblo natal del ducado de Borgoña.

Elementos asociados:

Santo patrón del Ducado de Borgoña.

Frases:

- Si avanzamos lentamente, avanzamos a pesar de todo.
- La excomunión es una arma sagrada.
- Una vida ha vuelto a su comienzo.

(Carta a los auverneses en relación al asesinato de su duquesa Zeroukay)


Oración a San Bynnar:

Cuando un gran hombre de la Iglesia se va
como nuestro amigo el fervoroso Bynarr
sólo podemos pensar
en todas las ovejas
que hacia la verdad divina dirigió.

Amen.






Traducido por Sinu.
Revisado por Griko.
Segunda revisión y corrección por Casiopea.


Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Hsmeduardo
Machine à copier
Machine à copier


Nombre de messages : 56
Date d'inscription : 29/11/2011

MessageSujet: Re: El Libro de las Hagiografías. Los Santos canonizados tras la Era de la Renovación de la Fe   Ven 20 Jan 2012 - 2:59

Citation :



Hagiografía de San Sjnoel:

Fiel servidor de la iglesia y cofundador de la iglesia holandesa


Nació en Lyonnais-Dauphiné y Sjnoel rápidamente tomó la decisión de servir a la iglesia aristotélica. Fue feroz defensor de ella y juró protegerla con su vida. Las armas casi no le atraían así que tomó la decisión que transformaría su vida de un simple campesino a un famoso clérigo.

Entró en la Orden Cisterciense, famosa orden monástica, donde el Padre Fredstleu lo acogió con los brazos abiertos. Se hizo bautizar en la Abadía San Arnvald de Noirlac, tomó el estatuto de Hermano de la Orden Cisterciense y cumplió sus estudios teológicos en el Seminario de San Benito. Predicó en los mercados de su pueblo, Dié. Pero muy pronto oyó hablar de las comarcas de Holanda, donde se hablaba holandés (neerlandés), idioma que dominaba muy bien (y que practicaba particularmente bien).


En el seno de la orden Cisterciense Sjnoel supo encontrar un apoyo particularmente fuerte del abad y amigo, el protonotario romano Hermano Roger que le proporcionó el apoyo necesario para relacionarse a la vez como clérigo y como diplomático romano en Holanda. Varios de sus condiscípulos fueron inducidos a formar parte del clero holandés. Fueron formados en el seno del Seminario San Benito de Noirlac, lo que con el paso del tiempo se transformó en una bella abadía cisterciense holandesa.

Sjnoel se unió también a la Orden Teutónica de la que había oído hablar hacía mucho tiempo y por la que se sentía atraído. Gracias a su dominio de las lenguas pudo rápidamente evolucionar en este universo sobre todo militar. Conocía el inglés, francés, holandés (neerlandés) y muchos otros, lo que lo convertía en un personaje clave para la Orden.

Tomó la decisión de irse a Holanda después de haberse integrado en la Inquisición Romana, donde fue aceptado tras una selección de candidatos. Proseguirá esta tarea en las nuevas tierras del norte.


Junto a su tío fue uno de los primeros en llegar a Holanda, tierras vacías y pobladas de ignorantes y su única tarea consistía en instruirlos, pero sobre todo dirigir una política religiosa en nombre de la Santa Iglesia Aristotélica. Accedió al Consejo Condal como Canciller. Depositó su candidatura ante la Nunciatura Apostólica y al mismo tiempo se hizo publicidad como Nuncio Apostólico para Holanda.

Pasaron algunos meses pero la religión le importaba poco al pueblo holandés, lo rechazaban, lo ignoraban totalmente, como al diácono Sjnoel, Diácono de Rotterdam en la época. No cesando a las pretensiones de los habitantes continuó avanzando y redactó el Concordato entre la Iglesia Aristotélica y el Condado Holandés. Este último documento causó tal polémica que el joven Sjnoel recibió las peores críticas, pero el hombre se endurecía cada vez más.


Después de un mes de severas discusiones entre los habitantes, el Consejo y el mismo Sjnoel, consiguió que se aprobara el Concordato tal como era. A partir de ese momento Sjnoel sabía que los cimientos habían sido colocados.

No tardó en trasladarse a Leiden, ciudad situada más al norte de Rotterdam, y tomó el cargo de Cura. Dirigió con mano firme. Poco tiempo después tomó bajos sus protección al diácono Sonho que era un excelente estudiante.


A la cabeza del condado holandés



Fue entonces, en el momento de las siguientes elecciones condales, cuando el pueblo lo reconoció como Conde de Holanda. Reinó de modo religioso poniendo la religión por delante de todo. Hizo importantes reformas en las instituciones y resolvió los problemas restantes a propósito del Concordato Eclesiástico.

Durante su gobierno se propuso fundar una sección neerlandesa de la Orden Teutónica, Orden en la cual había progresado y alcanzado el estatuto de “Ordenskaplan”. No tenía ninguna dificultad para encontrar miembros, sin embargo, debía enfrentarse a algunos obstáculos, como algunas personas que deseaban la separación de la Iglesia y el estado, cosa inimaginable para el joven cura. Avisó de esto a la Curia, que tomó el camino cobarde y no respondió. La Orden en cuestión cayó algunos meses más tarde mientras que la Orden Teutónica se incrementó y vió como sus filas crecían en unos veinte miembros.

Muchos de ellos eran discípulos o buenos amigos de Sjnoel y le consagraban sus vidas. Él dijo entonces:


“¡Consagrad vuestras vidas a la Iglesia y no a mí, soy sólo el líder del rebaño que os guiarán a la gloria del Altísimo!”


Estos comprendieron y se pusieron al servicio de la Iglesia en la Orden Teutónica. El mandato de Sjnoel terminó y recibió como feudo el Condado de Gouda. Ofreció una encomienda a la Orden Teutónica que llegó a la Intendencia. Sin embargo ya había hecho con Krimpen la encomienda general de la Orden Teutónica Holandesa, una Orden militar religiosa que sería en adelante poderosa en el Condado, que hablaba otro idioma que el de Francia o aún el del Sacro Imperio Romano Germánico.


Algunas batallas se libraron contra bandas de ladrones, de villanos, personas fuera de la ley o bandoleros. Al comienzo de esto, Sjnoel fue nombrado HochMeister, título más importante en la Orden. Debió ponerse a la cabeza de un grupo de Teutónicos, aunque no iba armado. Cada batalla fue ganada por los Teutones y el Ejército Holandés, sin embargo la confianza hacia los miembros de la Orden Teutónica crecía, ya que habían liberado repetidas veces varias ciudades del condado.


Arzobispo de Colonia-El fin de un guía

Aunque el cansancio comenzaba a tocar al joven sacerdote cada vez más, él continuó cumpliendo su deber, que consistía en servir al Único con rigor y pasión. Las traducciones del derecho canónico y del Libro de las Virtudes avanzaban bien y comenzaban a acabarse. Era un trabajo extremadamente agotador, de investigación y de conocimientos de lenguas. Había que encontrar a las personas brillantes que tenían diplomas en letras de su lengua, tanto que sólo pudo encontrar una decena. Sin embargo, fueron muy competentes. Mientras tanto el cura de Leiden, fue elegido Arzobispo de Colonia por la Asamblea Episcopal del Santo Imperio Germano.


Era hora de reordenar y estructurar el Arzobispado y de aumentar su reputación ante el resto del mundo aristotélico. Una Inquisición con tribunales, abogados, jueces y fiscales debía estar organizada. Sin embargo, un Ejército Episcopal debía ser puesto a punto. Hasta ese día aún no existía, pero el Cuartel estaba terminado y las traducciones eran elaboradas por una mujer llamada Raldar. Esta también se alistó para la guardia y por desgracia ya se ha reunido con el Altísimo.

Todo se puso en su lugar, todo se organizó y el Arzobispado comenzó a recoger los frutos de su importancia. Muchos peregrinos se dirigían hacia allí con la misión de predicar los saberes de Roma. Esto era productivo para la Provincia Nórdica. El Arzobispo había fundado el Partido Ultra Montano En Holanda, el cual ganó las elecciones Condales. Una Condesa de este partido tomó el poder e hizo reformas favorables para la Iglesia.

Pasaron dos meses y el sacerdote se enfermó. El cansancio había alcanzado tal punto que debía ausentarse del mundo bullicioso y se fue a vivir un retiro espiritual durante dos meses. Regresó una sola vez para anunciar su partida del mundo, dejó una carta y su testamento. Luego dejó la tierra y regresó al Sol, después de una vida corta pero intensa, una vida que engrandeció a la Iglesia, que le dio esplendor y que, en lo sucesivo, pudo contar con centenares de fieles preparados para servirla hasta el fin de los tiempos.

Homenajes dedicados al Arzobispo

Su Eminencia MrGroar:

- “Hombre voluntario, audaz, temerario y a veces impaciente. Sjnoel supo escuchar siempre a sus amigos y ayudar a su prójimo”.

Condesa Nadia de Ligne:

- "Gedreven, grondlegger van het Aristotelische Geloof in Holland, een groot man voor het Graafschap".

(Persona rigurosa, fundador de la Iglesia Aristotélica en Holanda, un gran hombre para el Condado Holandés)


Su Excelencia DragothAr Ooms:

- "Als je Holland zou mogen vergelijken met een gierstveld, dan is Monseigneur Sjnoel het eerste zaadje dat de Almachtige gezaaid heeft in deze vruchtbare bodem. En door dit ene zaadje mag ik dezer dagen genieten van een rijk gevuld veld waar ik goed de Vruchten van de Heer kan oogsten".

(Si pudiésemos comparar Holanda con un campo de maíz, entonces Monseñor Sjnoel sería la primera semilla que El Altísimo sembró en este suelo fértil. Y gracias a esta primera semilla tengo la suerte de disfrutar en estos días de un campo bien fértil en el cual puedo cosechar los frutos del Señor).


Su Gracia Karanda de Ligne:

- "Sjnoel is voor mij de vader harnero het geloof in Holland, een harnero de grondleggers harnero de Raad van Holland een goedwillende wereldverbeteraar".

(Sjnoel es el padre de la fe en Holanda, uno de los fundadores del Consejo Holandés y un sabio que intentaba mejorar a la gente).


Dama Pippa:

- "Zijn leven stond in dienst van de kerk, vele uren vertaalde hij de geschriften, zijn eenzaamheid hierdoor voor lief nemend, hij had grote wijsheid maar kon slecht tegen domheid en reageerde hier op met groot ongeduld, voor hen die dichtbij zn hart waren had hij echter alle geduld, liefde en zorgzaamheid. Hij wordt erg gemist".

(Su vida estuvo dedicada a la iglesia, pasaba numerosas horas traduciendo textos, su soledad le importaba poco, sus conocimientos eran numerosos, sin embargo no soportaba a los ignorantes y su reacción con la gente era a veces impaciente. Para los cercanos a su corazón poseía toda la paciencia y la capacidad de escucharnos. Lo echamos de menos).


Momentos destacados y milagros:


Citation :

Roma (APP) - SAN ARNVALD: MOMENTOS DESTACADOS Y MILAGROSOS DEL AÑO 1457

Al principio el viejo rector cisterciense Roger se había sentido mal el 17 de mayo de 1457 y un médico fue llamado al día siguiente. El diagnóstico había sido irrefutable. El coma debía transformarse en una erradicación In Gratibus, había fuertes indicios de ruptura definitiva del lazo entre el alma y el cuerpo. Por sorpresa una nueva conexión neuronal In Gratibus se efectuó el 19 de mayo de 1457 a las 02:33. Una esperanza brotó. ¿Saldrá Roger de su coma Res Parendo?...

En la noche del 20 de mayo un viento misterioso sopló todas las velas de la Iglesia abacial de San Bernardo perturbando a los extrañados monjes que rezaban por el restablecimiento del hermano Roger.

Una dulce embriaguez interior pareció mecer a los testigos que se sintieron confiados y serenos después de un rato. Fue una experiencia difícilmente descriptible, ellos le hablarán mejor de eso que yo. Luego la calma se rompió de forma extraña por lo que parecían aleteos y un grito de ave rapaz. Un novicio afirmó haber visto un águila negra cerca del cuerpo comatoso del Hermano Roger en su celda.

El 21 de mayo, a pesar de la tristeza causada por los problemas de salud de Roger, las celebraciones de San Arnvald en la Abadía Cisterciense de Noirlac se celebraron normalmente. Cuando de repente ocurrió el milagro: La llegada del águila teutónica negra por encima de la mansión donde reposaba el cuerpo del hermano Roger. El hermano Roger salió de su coma profundo en un gran estruendo y llegó a la Abadía para compartir su regreso milagroso. El hermano Roger percibió a Sjnoel a quién le atribuye este milagro. Un canto improvisado y espontaneo surgió de la Abadía para celebrar este extraordinario acontecimiento.

Un bello día, o posiblemente una noche
En Noirlac, se había dormido
Cuando de repente, viniendo de la Iglesia Abacial
Y nimbado de luz
Surgió un águila negra.

Lentamente, Roger abrió los ojos,
Lentamente, salió del coma.
Cerca de él, en un murmullo de alas,
Así como caído del cielo,
Vio a Sjnoel.

Él portaba los colores teutónicos,
Y hablaba, con una voz grave.
Entonces, el Abad cisterciense,
Recobrando su vigor,
Se levantó de su cama.


¡Oh!, Altísimo,
Lo tocaste con el dedo,
Se lo devolviste a sus hermanos, aquí abajo.
Así eres reconocido
Los que se atrevan a negarlo
Oh, que sean confrontados.

En este día bendito de todos los santos.
Famoso fundador holandés,
Un héroe, sobre las tierras cistercienses,
Surgiendo del pasado,
Ha vuelto.

“Dile a mi Hermano, Oh Dios, escúchanos.
Danos tu sabiduría para vivir,
Haznos constructores de Imperios,
Al servicio del Altísimo,
Siempre en la fe.

Como antes, en tu vida cisterciense,
Como antes, en la época de tus hermanos teutónicos,
Como antes, en la cura de Leiden,
Ser hacedor de alegrías
Mostrarnos maravillas”.

Un uniforme, color de la noche,
Una voz, o posiblemente un rubí
Tenía miedo, me devolvió la esperanza
El ave nos dejó
Sólo con el Hermano Roger.

El águila negra, en un rumor de alas
Se fue de nuevo, para volver al cielo.
Y siempre, en el Paraíso solar
Sobre sus hermanos y hermanas,
Vela por nuestras vidas.


Fuentes: http://cistercien.forumactif.com/abbatiale-saint-bernard-f7/ceremonies-du-21-mai-en-l-honneur-de-saint-arnvald-t4086.htm
Anuncios en Roma : http://rome.lesroyaumes.com/viewtopic.php?t=15396


Hermano Roger para la APP





Traducido por Padre Prior Jesús Alfonso Froissart del Camp.
Revisado por Su Excelencia Angelo D´Arezzo.
Segunda revisión y corrección por Casiopea.


Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Contenu sponsorisé




MessageSujet: Re: El Libro de las Hagiografías. Los Santos canonizados tras la Era de la Renovación de la Fe   

Revenir en haut Aller en bas
 
El Libro de las Hagiografías. Los Santos canonizados tras la Era de la Renovación de la Fe
Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut 
Page 1 sur 1
 Sujets similaires
-
» café grec : puis-je moudre avec mon Santos 6A ?
» restauration santos n° = pas facile de trouver des pièces
» Quel reglage sur un Santos 40a?
» un santos 6a
» Cartier Santos Mystère

Permission de ce forum:Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Bibliothèque Aristotélicienne Universelle - Royaumes Renaissants :: Bibliothèque religieuse - La biblioteca religiosa :: Área lingüística hispanica :: Dogma castellano-
Sauter vers: