Bibliothèque Aristotélicienne Universelle - Royaumes Renaissants

Site de la Grande Bibliothèque Aristotélicienne - Royaumes Renaissants
 
AccueilAccueil  FAQFAQ  RechercherRechercher  S'enregistrerS'enregistrer  MembresMembres  GroupesGroupes  Connexion  RomeRome  

Partagez | 
 

 Pastorales

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas 
AuteurMessage
Hsmeduardo
Machine à copier
Machine à copier


Nombre de messages : 56
Date d'inscription : 29/11/2011

MessageSujet: Pastorales   Sam 17 Déc 2011 - 20:35

Citation :
Parte 1: Las virtudes

Estos cursos fueron realizados en Roma, por el Vice-prefecto para la Educación, el abad Zabouvski.

El objetivo de cualquier aristotélico en su vida terrenal es llegar al sol, el paraíso. Como aprendimos con Aristóteles, uno de los profetas de la religión aristotélica, el Altísimo, Jah dio la capacidad a la mente humana, al contrario de los animales, de distinguir el bien del mal. Es gracias a esta capacidad de distinguir el bien del mal, que podemos tener una vida virtuosa, permitiéndonos alcanzar el Sol. Mientras tanto, otra criatura de la creación, la Criatura Sin Nombre, con envidia de no haber sido escogido para ser el favorito de Jah, dedicó su vida a corromper al hombre con los vicios, apartándole del Sol, haciéndole caer en el infierno lunar. Todo el aristotélico debe evitar la Luna, debiendo para eso conocer las virtudes, y sus opuestos, siendo:

La Amistades la preocupación por los demás, tener empatía y ayudar a los demás. La amistad es lo que une a todos los aristotélicos. Para la amistad, el creyente debe ayudar a sus hermanos en el camino de la virtud. La Amistad es, así, la ayuda mutua, la reciprocidad de las relaciones sociales, el amor al prójimo, etc. A la Amistad aristotélica se opone la Avaricia, que consiste en la no preocupación por los demás y se basa en el desprecio hacia el resto de personas.

La Perseverancia consiste en trabajar para sobrevivir. La Perseverancia es la consciencia de sus necesidades primarias de comida, de agua y de descanso.En otra palabras, la perseverancia e las facultad de optar sólo por lo esencial. A la perseverancia se opone la Gula, que nunca está satisfecha con lo que se tiene, queriendo siempre más, pudiendo perjudicar a los demás. La Gula se resume en el abuso del placer.

La Dedicación, es la capacidad de sacrificio queriendo el bien ajeno para comulgar con la amistad aristotélica y contribuir con la sociedad laica, la república. Este sacrificio es la conciencia de la vida en comunidad. Tal como nos enseñó Aristóteles, el buen aristotélico es aquel que ayuda a su prójimo, tomando parte en la vida activa de su pueblo.En contraste con la Dedicación, tenemos el Orgullo, que consiste en acreditar que sólo nosotros podemos estar por encima de todo y alcanzar estatutos superiores.

La Templanza es la capacidad de moderarse, de seguir la vía del equilibrio exigido en la condición de creyente, de probar la comprensión con sus semejantes. Su opuesto es la Cólera, que es el defecto de alguien que se entrega al odio hacia los demás o que con todas sus fuerzas intenta luchar contra su condición. (La Templanza es la capacidad del creyente de moderarse y mostrar comprensión. Esta virtud es importante en la medida en que complementa a las otras. La templanza también es la aceptación de su condición)

La Justicia es la capacidad de ser magnánimo, de reconocer el valor de los demás, de identificar los intereses de otros. A la justicia se opone la Envidia, que es el vicio de quien desea recibir recompensas, justamente atribuidas a otros, o uno que codicia los bienes o la felicidad de sus compañeros.

El Placer es la facultad que el hombre posee para trabajar y satisfacer sus necesidades de alegría y felicidad. Es la auto-consciencia, el conocimiento de su cuerpo, de su alma, y de sus necesidades, pudiendo, así, hacer su vida feliz y fácil. Al Placer se opone el Desprecio de sí mismo, que es el mal de quien entra en depresión espiritual, que permanece pasivo, que deja de tener aprecio por la vida y que ignora su propia satisfacción.

La Convicción es la esperanza en un futuro lleno de promesas. Es la consciencia de las necesidades futuras e intereses de la comunidad de creyentes, la necesidad de conservación de la especie (y, por consiguiente, la reproducción). A la Convicción se opone la Lujuria, que es el defecto de aquel que se complace con el abuso de las cosas de la carne y que no cree en la verdad.

Una vida virtuosa perfecta es imposible. Exceptuando al Divino, nadie es perfecto. Por lo tanto, un aristotélico virtuoso es aquel reconoce sus errores y pide perdón a sus iguales mediante la confesión. La confesión se explicará en la tercera parte de este catecismo.

Reverendo Zabouvski

Las doce reglas de San Benito

1 ) Adorarás sólo a Jah y lo amarás con perfección.
2 ) Respetarás su Santo Nombre evitando de la blasfemia y los falsos juramentos. (y el perjurio)
3 ) Guardaras el día del Señor para servir a Dios devotamente. (para servir a Jah con devoción)
4 ) Honrarás a tu padre y a tu madre, lo mismo que a tus superiores.
5 ) Evitarás matar y dar escándalos, lo mismo que el odio y la cólera.
6 ) Observarás la pureza cuidadosamente en tus actos. (Observarás la pureza de tus actos cuidadosamente)
7 ) No tomarás las posesiones de otro ni las retendrás injustamente.
8 ) Desterrarás las calumnias, lo mismo que las mentiras.
9 ) Velarás por mantenerte puro enteramente de pensamiento y deseos.(Procurarás ser totalmente puro, en pensamientos y deseos)
10 ) No codiciarás los bienes ajenos.
11 ) Harás de la Fe y Razón tus guías.
12 ) Alabarás a Aristóteles y a Christos, evitando a los falsos profetas.

Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Hsmeduardo
Machine à copier
Machine à copier


Nombre de messages : 56
Date d'inscription : 29/11/2011

MessageSujet: Re: Pastorales   Sam 17 Déc 2011 - 20:36

Citation :
Parte 2: La Espiritualidad

La fe aristotélica contiene también una parte espiritual, en la cual el fiel prueba su fe con el ser superior, divino e inmaterial por encima de todo. El fiel aristotélico busca las fuentes de su espiritualidad en los textos sagrados que cuentan y explican el origen del mundo, la existencia del Altísimo, las bases de la vida virtuosa, etc. Estos textos sagrados están reunidos en el Libro de las Virtudes. Tenemos así, una breve descripción del libro:


Libro 1: El Mito Aristotélico

La creación, cuenta como el Altísimo creó el mundo con un simple pensamiento. Cuenta y explica los principales elementos físicos de la vida. La creación cuenta también como las criaturas queridas por Jah tienen consciencia del mundo creado para ellas y como después de una reunión con todas las especies, el hombre fue escogido como la criatura favorita de Jah.

La Prehistoria, cuenta como un hombre, Oane, que había asistido a la reunión, decide crear un pueblo donde todos los hombres se podrían ayudar mutuamente y conducir la vida prometida por el Altísimo. Infelizmente, la historia nos cuenta que los hombres se distanciarán poco a poco del mensaje divino dado por Oane y se dedicaron al pecado. El Altísimo, teniendo conocimiento de esta distancia por parte de los hombres, decide castigarles destruyendo Oanylone. Los siete hombres más virtuosos, que habían pedido el perdón divino, se convirtieron en Arcángeles; en cuento a los siete que se habían dedicado al pecado, se convirtieron en Demonios. Los otros sobrevivientes se dividieron.

El eclipse, es un texto escrito por Sypous, que en sueños, vio la luna y el sol. Estos textos nos describen la vida después de la muerte llevada por los virtuosos, comparando la vida de aquellos que sucumbieron al pecado durante su vida, estando condenado.

El fin de los tiempos, es un texto escrito por Ysupso, que en todos sus sueños, vio el fin de los tiempos, durante el cual, el Altísimo habría destruido la humanidad con el rayo, el fuego y la tierra. En el fin, el Altísimo se habría aparecido ante Ysupso y le habría dicho que ese sueño era hipotético y que ese fin no llegaría si los hombres no saborearan los pecados.


Libro 2: La Vida de los Profetas

La Vida de Aristóteles, cuenta la vida de Aristóteles, que nació en una familia griega y viene a ser uno de los más eminentes profetas de nuestra religión. Muy pronto, el Altísimo le confronta con la imposibilidad de la existencia de más divinidades. Con su tutor, Épimanos, Aristóteles consiguió probar que el humano tenía un espíritu. Entonces, fue hacia Atenas, para aprender con uno de los grandes maestros, Platón. Platón estaba feliz por tener un discípulo brillante, pero los dos filósofos discutieron por sus ideas. Más tarde, Aristóteles, que ya había probado la existencia del espíritu, probó también la naturaleza sociable del hombre y afirmó que un hombre sabio debía participar en la vida de la ciudad. Sus conclusiones sobre la amistad que fueron hechas durante una reflexión con Polyphilos son también notables.

La Vida de Christos, cuenta la vida de Christos, escolhido por el Altísimo como mesías, que nació por la gracia del Altísimo en Belén, en la Judería, y fue inmediatamente perseguido por el rey Mistral. La familia de Christos se fugó a Chipre y sólo volvieron cuando el rey murió. Más tarde, Christos realizó un retiro en el desierto donde encontró a la Criatura Sin Nombre. Cristos fue superior a ella, y ella desapareció. De vuelta a la Judería, ésta estaba bajo control romano, Christos comenzó a predicar y deprisa muchos comenzaron a seguirlo. Doce de ellos, tanto hombres como mujeres, se distinguieron por su fe y se convirtieron en los doce apóstoles. Más tarde, Christos encarga a Titus de criar una Iglesia bajo el mensaje divino traído por Aristóteles y por Christos para difundir mejor la palabra del Creador. Christos era conocido y respetado, pues la fe aristotélica ganaba terreno, un centurión llegó a pedir el bautismo. Un día, durante una reflexión memorable en la cual Christos celebraba la amistad aristotélica, Daju, uno de sus apóstoles, lo trajo. En seguida, los romanos vieron buscar al profeta, que fue condenado a la crucifixión por Pedro Ponce, acabó muriendo sobre la cruz y llendo al paraíso. Las veintiuna enseñanzas son las veintiuna enseñanzas notables del profeta. Una leyenda dice que una abadía francesa posee un documento que contiene las veintiuna enseñanzas originales y no censuradas.


Libro 3: Los Arcángeles y los Santos Aristotélicos

El tercer libro cuenta la vida de todos los santos aristotélicos de todos los períodos de tiempo. Los canonizados son aquellos que se convierten en Santos después de la Renovación de Fe.


Libro 4: Doctrinas, Sacramentos y Oraciones de la Iglesia Aristotélica

El cuarto libro explica la celebración de los sacramentos como el bautismo o el matrimonio. Encontramos también las doctrinas que explican las fuentes de la fe o el estatuto de Cristo, por ejemplo. Contiene también el credo y un sumario de las ideas.

Todos estos elementos deben haceros un excelente aristotélico, un aristotélico que ve en primer lugar su vida virtuosa en sociedad y su vida espiritual a la vuelta del elogio del Altísimo. Pueda el Altísimo iluminaros y guiaros en vuestros pasos.


Reverendo Zabouvski
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
 
Pastorales
Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut 
Page 1 sur 1
 Sujets similaires
-
» Les ouvrages de SainteChérie

Permission de ce forum:Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Bibliothèque Aristotélicienne Universelle - Royaumes Renaissants :: Bibliothèque religieuse - La biblioteca religiosa :: Área lingüística hispanica :: Dogma castellano :: Textos de referencia dogmática-
Sauter vers: